La esencia de Reticulae es la creencia en el profesional como un individuo que desarrolla su potencial dentro de un equipo, mostrando una actitud (con “c”) proactiva. Esto hace inevitable nuestro compromiso con la motivación del empleado, su capacidad de superación por encima de barreras físicas y sensoriales así como el interés para extraer lecciones de la experiencia diaria.

Promesa de marca

Buscamos una relación a largo plazo, honesta y transparente con nuestros clientes. Nuestro valor añadido es la empatía con la que trabajamos sus/nuestros proyectos. Sentimos que nuestros logros son también los suyos.

Misión

En Reticulae situamos nuestro nivel de auto-exigencia a la altura necesaria para mejorar e impulsar el área comercial de nuestros clientes. Somos conscientes del impacto que causamos en la percepción y valoración del sector en su conjunto.

Lo importante son las personas

Reticulae ofrece servicios que son realizados por personas. Por ello, hacemos lo posible para que nuestros trabajadores estén motivados, entusiasmados, felices y comprometidos con su misión. Es nuestra prioridad el bienestar físico y mental de la plantilla que compone la compañía.

La actitud puede con todo

La predisposición a la acción, creatividad, autonomía y compromiso para dar lo máximo de uno mismo es lo que cuenta en Reticulae. En materia de diversidad de género o discapacidad, consideramos las dificultades añadidas como un valor positivo que denota la capacidad de superación de la persona.

Tenemos mucho que aprender

Ninguno de nosotros nace sabiendo. Por ello invertimos una gran cantidad de recursos en el entrenamiento y formación de nuestra plantilla. Así se multiplica la capacidad de desarrollar el potencial que cada uno lleva dentro. No nos dedicamos únicamente a dotar a los trabajadores con las herramientas cognitivas, sino que cuidamos también su motivación.